martes, 20 de febrero de 2007

Biografías de futbolistas (12) – René Higuita

José René Higuita Zapata (17 de agosto de 1966) es un portero de fútbol colombiano. Su particular estilo de juego, los triunfos obtenidos en sus primeros años como profesional y su personalidad lo convirtieron en un ídolo en su país durante los años noventa.
Posteriormente Higuita se vio envuelto en numerosos escándalos que paulatinamente hicieron que su carrera decayera. A pesar de todo, es reconocido como uno de los mejores porteros de la historia del fútbol suramericano y una figura clave en el ascenso de Colombia dentro del panorama futbolístico internacional.
Nació en Castilla, un barrio pobre de la ciudad de Medellín. Fue hijo de una madre soltera, Maria Dioselina Higuita, de quien tomó el apellido. Ésta moriría varios años después lo que hizo que René permaneciera al lado de su abuela Ana Felisa. Su infancia transcurrió en medio de grandes dificultades económicas, por lo que trabajó como vendedor de periódicos y realizó diversos oficios para ganarse la vida.
Su carrera deportiva se inició en el Atlético Nacional y en 1981 hizo parte de la Selección Antioquia sub 16 dirigida por Luis Alfonso Marroquín, que a la postre saldría campeona de Colombia. Fue convocado entonces a la selección nacional juvenil, con la que clasificaría al Mundial Juvenil en Rusia. Luego Nacional lo cedería en préstamo a Millonarios, donde tuvo una temporada destacada.
En 1986 regresaría a jugar con el Nacional, que empezaba ser dirigido por Francisco Maturana y bajo cuya batuta lograría varios de sus más importantes triunfos. El 31 de mayo de 1989, con Higuita en el arco, el Atlético Nacional se corona campeón de la Copa Libertadores de América, el primer triunfo en este torneo de un equipo colombiano. La final, jugada contra el Olimpia de Paraguay, se definió mediante tiros penales e Higuita atajó varios en la serie.
Fue convocado a la Selección Colombia de mayores que, dirigida igualmente por Maturana, logra clasificar a un mundial de fútbol por primera vez desde 1962. En el campeonato, que se llevó a cabo en Italia, atajó un penalti contra Yugoslavia. Colombia clasificó a los octavos de final, que se jugaban contra Camerún. En ese partido Higuita salió de su portería para realizar una de sus jugadas típicas, que consistía en avanzar con el balón hasta la mitad de la cancha, pero Roger Milla consiguió arrebatarle el balón y anotar el gol que sacaría a Colombia del torneo. Higuita fue señalado como el responsable de la eliminación pues sin su jugada temeraria el resultado podría haber sido distinto.
En 1992 había viajado a España para jugar con el Real Valladolid pero no tuvo suerte y terminó de suplente. Regresa otra vez al Nacional con el que se corona campeón de Colombia en 1994.
Higuita era un ídolo en su país y en todas partes se ofrecían productos con su imagen, desde camisetas a cuadernos. El 7 de septiembre de 1995 alcanzaría gran fama internacional tras realizar una legendaria jugada en el estadio de Wembley. Durante un partido que disputaba la selección de Colombia contra Inglaterra, Higuita rechazó un disparo de Jamie Redknapp mediante “El escorpión”, una acrobática y arriesgada maniobra que ya es parte de la historia del fútbol. En ésta, el portero lanza su cuerpo hacia adelante y estando en el aire golpea el balón con la suela de las botas, elevando previamente ambos pies por encima de su espalda.
Higuita después jugaría en México y luego en varios equipos de Colombia, donde no tuvo actuaciones destacadas. Luego se iría a jugar al Ecuador.
En noviembre de 2004 participó en el partido de despedida de su colega paraguayo José Luis Chilavert. También había estado presente en la despedida de Diego Armando Maradona.
La esposa de René Higuita se llama Magnolia y con ella tiene dos hijos, Andrés y Pamela. Además es padre de Cindy Carolina, fruto de su primera esposa quien falleció.
Sus escándalos públicos empezaron en 1991 cuando fue a visitar a la cárcel de La Catedral a Pablo Escobar, quien se encontraba allí recluido y de quien se declaró públicamente amigo. Pero lo más grave de todo ocurrió el 4 de junio de 1993 cuando fue arrestado por estar implicado en un caso de secuestro. Al parecer, Higuita medió en la liberación de la hija de un amigo que había sido raptada. Pagó un rescate de 300.000 dólares y el padre de la niña, en agradecimiento, le entregó 50.000 dólares a Higuita, hecho que estaba prohibido por la ley colombiana. En consecuencia, estuvo recluido más de seis meses en la cárcel Nacional Modelo de Bogotá, donde, incluso, inició una huelga de hambre.
Posteriormente, se vio involucrado en una pelea con el comentarista deportivo Cesar Augusto Londoño, a quien dio un puñetazo en un ojo mientras viajaban en un avión comercial.
El 23 de noviembre de 2004, resultó positivo para cocaína tras un examen realizado tras un partido entre su equipo, el Aucas, y el Olmedo. Como resultado, la Federación Ecuatoriana de Fútbol lo supendió por seis meses.
René Higuita ha militado en los siguientes equipos a lo largo de su carrera deportiva:
Atlético Nacional (Medellín, 1986-1992 y 1994-1997).
Real Valladolid (Valladolid, 1992-1994).
Veracruz (Veracruz, 1997-1998).
Deportivo Independiente Medellín (Medellín, 1999-2000).
Real Cartagena (Cartagena, 2000-2001).
Junior (Barranquilla, 2001-2002).
Aucas (Quito, 2004).


Fuente del texto: http://renehiguita.net/
Fuente de la foto: EFE

1 comentario:

Anónimo dijo...

me quedo con otros estilos